lunes, 29 de noviembre de 2010

Desconexión sideral..



.. Certidumbre o ilusión, epidérmica ficción.

Y en el aire, ruegan gotas de amor,

gotas de amor.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Gordita... Sexy??? Sí idiota!


Estoy simplemente harta de lo idiota que pueden llegar a ser ciertos hombres. Pero no todos, los hombres promedio. Esos hombres por quienes morimos por que nos den bola hasta que nos damos cuenta que nuestro esfuerzo por conquistarlos fueron al santo cohete porque no merecen ni un chicle de nuestra parte. Esos que se conforman con la rutina, no indagan su intelectualidad (si es que la tienen) y su vida es cuasi-vacía.

Yo soy una preciosa morena gordita (según yo y muchas personas), y si, muy segura de mi capacidad de conquista... Pero de vez en cuando los idiotas y yo coincidmos en tiempo y espacio, cosa que en mi suele tener indistintos tipos de influencia, pero siempre llego a la misma conclusión: no hay nada malo en mi, los hombres son unos imbéciles pero yo una pelotuda por escucharlos.

Hace unos meses, cuando farreaba al dos por tres casi todos los días, conocí a un muy bonito joven en un pub. Yo estaba con unas amigas, mega producidas todas, pasando un super tiempo chismoseando y riendo. Pasadas unas horas y unos tragos, el amigo al que yo esperaba para buscarme se estaba retrasando por asuntos amorosos propios, y en ese interin todas mis amigas ya habían partido, excepto yo y una amiga que volvía conmigo.

Por ser solamente dos, el mesero nos preguntó si podíamos pasar a la barra y por estar muy buena onda, nos mudamos. Camino a la barra yo ya habia fichado a un hermoso y ostensible ser masculino con la sonrisa más encantadora que en mucho tiempo alguien me habia regalado.

Las cosas se fueron dando normales.. Llegó un amigo del chico de la barra que ya nos acompañaba y al toque ya fuimos dos parejas. Emocionadísima por la noticia de mi aventón retrasado, decidimos con mi wingirl aceptar una propuesta de los chicos de ir a bailar con ellos. Bailamos, tomamos, nos reímos, coqueteamos, besitos robados por aquí y por allá, nambré luego. Muy divertida la noche. Terminamos intercambiando números, mails, nombres feisbucsísticos y todo. Lo de mi amiga con el chico no funcionó porque el man tenía feroz novia, todo mal con eso. Pero yo seguí con los mensajes, llamadas y casuales encuentros en las discos y pubs.

Pasaron como dos meses, en los cuales se dieron como unas diez salidas, todas super divertidas, donde nos conocíamos y crecía la onda. Ya habíamos concretado con fabulosos ósculos nuestra mutua atracción unas cuaaantas veces en las últimas tres salidas y todo estaba perfecto, y según yo, en cualquier momento iba a ocurrir la petición de noviazgo.

Para nuestra undécima salida decidimos ir a un lugar menos poblado, donde hay un sofá amplio y rectangular que se alquila y corre un reloj por el tiempo que estás ahi. Sí, un telo los perros, ya somos nio todos grandes. Todo súper chururú, música, ambiente... Él estaba super churrísimo y yo si que pasé una tarde entera preparándome. Estaba DI-VI-NA.

Empezamos a darnos unos besitos chulis, y mientras la cosa se ponía ardiente, él para y me dice todo serio "después tenemos que hablar". Y yo "sí si dale mi amor lo que quieras" intentando volver a donde estábamos lo más pronto posible... Gol de chilena, jajajaja, la tribuna de la franjeada ovacionando al goleador.Todo excelente.

Tomamos luego una refrescante gaseosita, y él estando como vino al mundo, se sienta al lado mío en la cama, me sonríe y dice: "Que excelente fue, pero te pido algo, que ésto se quede entre nos porque no quiero que baje mi reputación". En ese momento un cuchillo había atravesado mi garganta y bajado directamente hasta mi asunto, por lo violada, pisoteada e inferiorizada que me sentí.

Explicaciones posteriores y unos cuántos moretones en su esplada, me cuenta que él es conocido por salir con modelitos, chicas conocidas por los medios, esa onda.. O sea, nunca una gordita porque le bajaba de nivel. Encima de decirme una sarta de pelotudeces me dice otra vez luego de ver mi reacción cuasi-explosiva "por favor no me malinterpretes, pasé re bien contigo pero nadie nomás puede saber".

En serio, mi corazoncillo se decepcionó, pero mi orgullo estaba magullado. Me vestí normalmente, no le dije una palabra (porque no se me ocurría nada nomas) y le pedí que me lleve a casa. En el auto si que un silencio sepulcral, al bajarme me despedí y le pedí por favor que nunca más me buscara.

Ya sola, empecé a cuestionarme como mujer y porqué demonios iba a bajarle su reputación por ser gordita... Kore, me sentí tan mal que me deprimí con todas y puteé en mi contra por haber causado esa frase en primer lugar.

Una tarde de tererés con mi mejor amigo me devolvió la razón, simplemente por estas palabritas.. "El tipo te levanta, sale contigo por todos lados, me imagino que disfruta bastante besarte y por ende tener relaciones, y porqué te sentis mal? Es lo más normal que se den asi las cosas, la estupidez del tipo nio no es culpa tuya".

Porqué demonios este idiota me desacreditó? Por ser gordita? Me quiso bajar de nivel comparandome con otras mujeres? Se le paró nio! Me acariciaba y le gustaba!! Que idiota. Suspiro enojada.

Lo que más me molesta de toda la situación es que HASTA HOY DÍA este gilberto me llama y me pide "una noche de diversión". Primero me bajó el cielo, la luna, las estrellas y mis panties. Me humilla diciendome que no estoy a su altura, pero al final le gusto, soy una de sus mejores experiencias (englobando las conversaciones, las cosas de pareja, etc) y me hincha las bolas eternamente para volver a estar con él.

Vos sos idiota o te hacés? Me hiciste cuestionar mi dignidad femenina, sensual e inteligente gratis y querés que esté de nuevo contigo para pasar un momento MEDIANO TIRANDO A PEQUEÑAMENTE bueno..? Vos crees que porque -como vos dijiste- soy gordita nadie me quiere levantar? Nadie quiere estar conmigo? Bueno imbécil, hay hombres reales y verdaderos que saben dar su valor a las mujeres, hay escasos hombres de verdad, pero existen carajo.

Y peor vos! Que estás buscando tu camino con la música y haciéndote el bohemio caviar, dejá de mentirte. Yo sé que vas a leer ésto, y por eso te digo: Crecé, madura. No te escondas tras las apariencias que te negas a vos mismo, porque al final me da pena el hecho de que estés pendiente de mis movimientos y me llames a las dos de la mañana para decirme que me querés y querés oler mi esplendoroso y gruesito cuello. Que no hay chicas con el color de piel como el mío y que mis piernas gruesas te matan. Crecé papito, te gustan nio las gorditas.

Y sí, mi conclusión vuelve a ser la misma: No hay absolutamente nada malo en mi, soy sexy como cualquier mujer y los hombres promedios son unos idiotas. Ya vendrá mi medio limón, y será perfecto. Asi nomas es.

martes, 9 de noviembre de 2010

El mío no se llama dios (título a definir)


Varias personas que me rodean saben (y con ésto actualizo a los amigos que no) que estaba pasando por un periodo bastante profundo de escepticismo, dudas e introspección.
Simplemente mis pilares de "devoción" cristiana se fueron desvaneciendo como pompas de jabón, dados todos los accidentes que me venían aconteciendo (la violación, la enfermedad renal, la ruptura definitiva con el amor de mi vida) y todas las pequeñas células de circunstancias extrañas que me rodeaban. Mi fe hacia dios, jesús cristo -como ser cristiano evangélico que era- y hacia toda la institución religiosa simplemente se esfumó.

Yo sé que no debo culpar indirectamente a tan grandes dogmas incuestionados por la masa, pero lo que si puedo hacer y que nadie me reclame es fijarme, con mucha atención, con la introspección adecuadada, en las razones originales de mis creencias. Las personalísimas, no las generales.

Me di cuenta que no hay en mi nada concreto como para sostener una fe, que necesita obviamente de mucho soporte, y que simplemente igual sobrevivo a mis novelescas experiencias.

Simplemente, no creo en las iglesias, la palabra (DE QUIÉN???!) y ciertamente no en su origen, llamado cangrejo, dios, el mesías, whatevahh.

Sin embargo, creo firmemente que si hay una fuente de energía tan poderosa que nosotros emanamos de ella. Tal vez esta fuente de energía sea mi dios, solo que yo no voy a etiquetarla, ni mucho menos desacreditar el raciocinio humano inventando excusas de poder.

Gente mía, yo hablo después de ambas experiencias. La no-creencia radical y la devoción en carne ardiente. Es por eso que decidí realmente tomarme un tiempo de reflexión, localizando en él el estadio de mi alma.

Existe si una energía superior a nosotros, y emanamos de ella debido a lo poderosa que es. Todo se armoniza de acuerdo a ella, la naturaleza, la sucesión de los hechos históricos, las cosas positivas y negativas indistintamente. Pero nada más. Tampoco tenemos que renunciar a las experiencias liberadoras porque esta fuerza puede "que se enoje con nosotros". Es más, esta fuerza es tan potente y omnipresente que se impone con cada hecho, cada accionar o posición estática que tomemos.

Esta fuerza no mata, al contrario, da vida.
Esta fuerza no te odia y castiga porque no le agradecés constantemente y le dedicas tu vida reprimiéndote, incluso te recuerda neutralmente que estás aqui en el mundo para algo. Independientemente dependiente a ella.
Esta fuerza no distingue si sos flaco, gordo, negro, blanco, gay, hetero, satánico o cristiano. Igual tu vida se va ordenando en armonía con la fuerza mayor. La diferencia de lo bueno y lo malo se da en las vibraciones personales.
Y sobre todo, esta fuerza ni te odia ni te ama, solo que es tan poderosa que necesita compartirse...

Y es así. Para mi al menos es así, ofenda a quien ofenda, ésta es mi verdad. Sé que está (hay o es) una fuerza superior, pero también sé que mi vida es mía. Así nomas es.-

lunes, 8 de noviembre de 2010

GRITO !!

Con la alquimia de la revolución y su poesía hay que ir contra la enfermedad y la decadencia capitalista. Contra toda burocratización de la vida. No hay un sólo medio de acción que no debamos emplear y eso incluye al amor, a la poesía… no humillados, no hambrientos, no ignorantes, no explotados. Contra los intereses bancarios, la plusvalía, las burocracias, los monopolios, las “buenas conciencias”, los redentores, las sectas y los represores. Contra la barbarie sus noticieros, los decretos hipócritas, los recortes salariales, la desecación del poder adquisitivo… Contra el genocidio en los hospitales públicos o privados sin medicamentos, sin gasas, sin platos, sin solidaridad. Contra la miseria intelectual en las escuelas públicas, en las universidades públicas, en los institutos de investigación. Contra el crimen organizado por las burguesías en los recibos de teléfono, la luz, el agua, el gas… Contra el hambre, el desempleo, la vejez náufraga, la niñez desvencijada, el futuro ciego, el pasado amnésico. Contra el capitalismo esquizofrénico, sus bajezas y su odio. Contra el capitalismo bandolero de ojos gélidos. Contra este tiradero de almas machacadas por los lagartos de la usura. Contra la poesía fabricada para la vanidad salivosa. Contra todo engendro vomitado a destajo en trances de cursilería negociable. Contra la palabrería santificada entre genitales de calenturas patrioteras. Contra los retruécanos eyaculatorios de poetastros complacientes con la burguesía.

Hay riesgos como nunca en las circunstancias presentes. Es imposible prolongar esto que vivimos, es inútil aferrarse a este muladar. Somos reos de la miseria y la barbarie.


Grito. Grito desconsoladooooor !!

lunes, 27 de septiembre de 2010

Consumida en la Vida Sedentaria - Parte 1


Tengo ganas de fusilarle al astuto hombre a quien se le ocurrió cercar un terreno y decir "Esto es mío", porque él empezó todo. Él empezó a privatizar, él empezó a inventar en serie, él empezó a "facilitar" mi vida.

Sé que la vida como la conozco hoy no sería, pero ¿acaso estamos viviendo lo ideal? Hacer portavasos de plástico, usar papel contact, comunicar constantemente lo que uno hace.. ¿eso es lo que soñaba el hombre? No puedo dejar de pensar, dentro de mi alma revolucionaria, que el mismo hombre al que quiero asesinar con todo mi corazón mencionado en el primer párrafo, impuso en mi esta idea de creer que cosas como un microondas "harían" mi vida.

Vez pasada, estuvimos conversando con la familia mía después del tradicional almuerzo de domingo, intercambiando ideas sobre la vida actual y la vida de -nada más- 40 años atrás. La idea giró en esto: la vida sedentaria. Sí, los móviles como autos, aviones, trenes y barcos son increíblemente útiles, se aplaude al hombre y a la ciencia por su desarrollo. Pero, la computadora, los celulares, la televisión, y cualquier otro medio utilizado como excusa al crecimiento social... ¿Qué verdaderamente aportan a nuestras vidas?

Hagamos juntos un paralelismo: Mi padre de 52 años menciona que él era un saludable niño, vigoroso joven pero un sufrido adulto. Obvio que no podemos omitir cuestiones como la alimentación, el alimento intelectual y el ejercicio... Ahí esta el punto. Su calidad de vida comenzó a deteriorarse en cuanto él dejó de caminar distancias monumentales para ir a visitar al primo, cuando dejó de jugar al partidito con los muchachos por lo menos 4 veces en la semana para ver películas en la tevé. Cuando dejó de leer para jugar videojuegos (mi papá GAD* no hace eso, pero conozco padres que sí).

Yo todavía puedo decir que crecí jugando al tuka'e kañy. Andaba en bicicleta con mis amigas, jugaba volley "mixto", jugaba carnaval en medio de junio, y ciertamente no me importaba caminar el mundo entero por verle 10 minutos a ese mi chico'i que me esperaba en un punto medio para seguir caminando agarraditos de la mano.

Pero crecí, y según yo, y este es un gran SEGÚN YO, me hice astuta. Dejé de caminar para verle a mi chico, dejé de esconderme por deporte, dejé de mojarme y correr por mi vida para que no me digan "Acrusado tambor".. Empecé a usar el teléfono por horas, dejé de leer con voraz hambre, dejé de ir a visitar a una amiga porque la podía encontrar en internet. ¿Y porqué? Porque aparte de ser una humana pasha (en guarani), fui seducida por los trucos del capitalismo, fui estúpida pensando que todas estas cosas que me facilitaban la vida realmenten facilitaban mi vida.

Hoy estoy sufriendo la obesidad en carne propia, sufro alergias por el aire contaminado y reniego con todo mi corazón la costumbre de hacer cosas a segunda mano. Lavar la ropa no es poner ropa en el lavarropas, es lavar con las manos y fregar y refregar hasta que todo salga. Ir a caminar no es ir hasta la ciclovía en auto y ahí caminar, es ir caminando a donde se pueda. Y por supuesto que leer no es leer perfiles en el facebook ni revistas de últimas tendencias...

Me da vergüenza mi vida. Las facilidades de hoy son terribles. Pero para dejar de odiarme y comenzar a hacer algo al respecto, entendí que hay muchos factores. Y es lógico que estar consumida en este mundo de facilidades no ayuda para nada.

No quiero que mis amigos lectores me malinterpreten, no es culpa completa de los asesinos imperialistas mi miserabilidad (la real academia se la dejo a España) pero si contribuyó. Obvio que contribuyó. Aparte de mi haraganería que radica de nuevo en este estilo de vida con el que lastimosamente crecí, de enfocar mis emociones en comer chocolate, y de dejar de leer y jugar moviendo el cuerpo, aparte de todo ésto, el hecho de no ser capaz a lavar mi ropa con mis propias manos, me afectó la vida.

Y si, asi es gente, es culpa del hombre que dijo "Esto es mío" y todos esos pelotudos que le dijeron "Bueno". Debieron haberle cagado a patadas y mandarle corpir por lo menos unas 5 ha. pora.

*GAD: Gracias a Dios

viernes, 27 de agosto de 2010

Y andamos por la vida..


Respirando
Observando
Interrogando
Suspirando.

Continuamos luego,
flotando.
Callando
Reprimiendo
Explotando.

Simplemente
reímos,
lloramos,
amamos,
vivimos..

Y mientras andamos por la vida
de repente
morimos.

lunes, 26 de julio de 2010

Para aquel que vendrá alguna vez

Y el reloj de las responsabilidades empezó a tic-tac-quear. Pestañeos del sol durante las caídas peladas. La tradición encerrada en un conformismo impetuoso, aquel Jeremías muere mientras pasamos junto a la vida, de noche, y de día. Tantos instantes deambulando acompañada por los recuerdos perfectamente rosados, los gritos de mi alma asolada, y narices afirmando a los dioses griegos de hermosura, mi lucha interna de contención, mis frustraciones empañadas por la esperanza, o al revés... Percibo. Siento “una luz celeste en medio de una oscura locura lluviosa”. Ese es tu nombre desde ahora. El cuestionarse la vida en la plenitud de los cumpleaños marque, el soñar con lágrimas violetas y mejillas rojas de emoción. Estoy esperando, y esperando, y esperando. No me importa la espera, sólo espero nunca se pose en mí la resignación, y poder pasar mis dedos por tus soleados cables-cabellos. Pinturas renacentistas, óleos de mujeres con sombreros, quedáronse atrás por tu existencia, cuando de repente, ese reloj que parecía martillar nuestras vidas comenzó a cantar, me cantaba que faltaban tantos minutos para verte, para caminar de nuevo contigo en mí y por vos. Desde 20000 km. de distancia, a 2 pasos.
Más cotidianidad, más símbolos, más protagonistas y más relojes parpadeantes. ¿Dónde están las cuerdas de guitarra? En nuestras venas, son nuestras venas, y toda nuestra vida una preciosa arpía malvada eufonía, donde la base rítmica la determina tu corazón. Espejos borrosos por los enamorados pintores a dedal (en especial de corazones). Música y chupetines naranja. Música y lunas serenas. Música y escaleras al cielo... Orugas esperando, sobre violetas y azucenas. Las baladas más hermosas las escribieron los rockeros, pensando en mí encantada por tu embrujo sombrío, vil y cruel. No quiero despilfarrar amor, aunque todo mi ser parece inmutarse, congelarse cuando el tiempo y el espacio colaboran para nuestra perpendicular coincidencia. Y no es la ciudad, ni las personas, ni el mercado, ni los sollozos, ni las cortinas, ni los uniformes escolares, ni la radio, ni la facultad, ni los periódicos, ni las vitrinas empañadas, ni los rincones negros, ni las cajas de las camas, ni los virus de computadora, ni las llaves perdidas, ni las clases de manejo, ni las botellas de coca cola, ni los armazones, ni los asaltos, ni el reloj, ni el ex, ni los lápices... Sos vos. Es esa coincidencia tiempo-espacial, el reloj que martilla mi alma, mi locura enlatada en lluvia celeste. Mi suplicio más hermoso, esquizofrénicamente racional, mí desconocido más adorado, al cual nunca había visto antes ni había oído su dulce voz, y sólo mi conciencia me brindaba ese placer; pero hoy, te ví y te reconocí... tan bello, tan sublime... Ese ángel a quien solía amar en mis noches de soledad y era una fantasía, pero hoy, vislumbré el perfecto equilibrio entre la realidad y el sueño de esta excéntrica ilusa. Y ante todo este quehacer del desesperante pasar de los minutos, vive una duda esperanzada, atiborrada de idioteces, de tazas de té verde, de canciones olvidadas por los actuales huecos, de remembranzas, de herreros musicales y misterios del bello abril. Una torpe ilusión misteriosa que llega sin pedir dádiva, una sensación de sismo taciturno que quiebra el techo de la calma y un ser diminuto que me mira, abatido, desde la palma de la mano, gritándome que le lleve junto a vos, a abrazarte, y compartir este martirio contigo.
La excelsitud de los cuerpos celestes es demasiado potente, y más cuando se impregna en tus cabellos, en tu caminar... y yo simplemente no puedo dejar de observarte y morir internamente. Las risas del yo qué sé. Más no aún... No se puede, nada, las auroriposas atadas no podemos volar. No se pueden dar más vueltas por el universo con tu imagen lastrando mis alas. Sólo se puede desear escapar, acuciosamente. Todo es tan indefinido, tan penetrante y fantásticamente chiflado. Nunca crucé más de dos palabras contigo, Napoleón Bonaparte. Creo que ni siquiera has de imaginarte cuál es la auroriposa que vino a posar sobre el sol para quemarse. Racionalmente loco. Mas no espero nada. Simplemente lo sepas. Hay por lo menos una persona en el mundo, por lo menos una, que muere por acercarse a vos, por intercambiar/compartir/crear melodías contigo. Y sea en el sentido que le tocase, siendo amigos, siendo nada más... Pero nosotros, los bichitos, entregamos las alas a las flores más hermosas, al sol, al abril del rojo sol y negra luna. Y un pedazo colosal, lo cargas en tu espalda, aunque no lo sepas, silenciosamente, reposa en tus hombros.
Y sí. Resumiendo, al final de toda esta historia: sos ese... ese con quien solía soñar en soledad, en las lunas de suave brisa, suave aire que colmaba mis pulmones, del cual concebí en mi cabeza que era un sol y sus ojos brillaban como las estrellas de algún cielo azabache, creando el escenario perfecto para respirarle, además de la ironía de una melodía soft rebelde, dulce y excitante, posando mis quebradas alas en él. Pero... Romper el reloj, por la pared, por el piso. Recurrir al jazz, a los ritmos atrapantes de la banda flotante de los cielos, entregarse a los sueños teatrales. Dejar fluir los pensamientos, someterse a las instantáneas de la calle. A cerrar las alas auroriposa azul, prohibido posarse en aquel sol encantado, es demasiado peligroso, por más que brille intensamente, es peligroso quemarse de ilusiones. Yo, una simple y complicada auroriposa azul, te ví y suspiré en aquel momento. Pero sufro siempre. Dulce y tiernamente, soñando con que nuestra coincidencia tiempo-espacial no sea ya eso, sino una voluntad de ambos para pasar el tiempo juntos...
Es que dicen unos filósofos... It makes me wonder.

miércoles, 16 de junio de 2010

La última puesta del Sol..


O Último Pôr-do-sol
Lenine


A onda ainda quebra na praia,
Espumas se misturam com o vento.
No dia em que ocê foi embora,
Eu fiquei sentindo saudades do que não foi
Lembrando até do que eu não vivi
pensando nós dois.
Eu lembro a concha em seu ouvido,
Trazendo o barulho do mar na areia.
No dia em que ocê foi embora,
Eu fiquei sozinho olhando o sol morrer
Por entre as ruínas de santa cruz lembrando nós dois
Os edifícios abandonados,
As estradas sem ninguém,
Óleo queimado, as vigas na areia,
A lua nascendo por entre os fios dos teus cabelos,
Por entre os dedos da minha mão passaram certezas e dúvidas
Pois no dia em que ocê foi embora,
Eu fiquei sozinho no mundo, sem ter ninguém,
O último homem no dia em que o sol morreu..


Nadie lo pudo haber dicho mejor...
Lenine: SOS UN GENIO MUSICAL! Te agradezco! Eu (v) Lenine

sábado, 22 de mayo de 2010

Aprendí a ser, formal y cortés


Aprendi mucho en el último año. Sorprende a uno cuánta intensidad puede vivir en un lapso de tiempo, corto. No es la cantidad, sino la calidad.
Ya no me gusta decir soy tal cosa, absorbí con el tiempo y los golpes que todos somos un poco de agua, un poco de aceite y sobretodo un poco de vinagre. Y así, en mis amores, creencias, arte y fluir todo se mezcla.
No puedo decir como en otros tiempos de naturaleza ingenua: "Me gusta el verde, muero por el verde y fluye en mi sangre el color verde". No. En mí hay una evidente mezcla de sentimientos embotellados hace demasiado tiempo, por muchas cosas y muchas personas. Paso el día a día intentando sobrellevar esa emoción matando y censurando con elementos circunstanciales mi ansiedad por compartir mi vida, cosa que me golpea y digo que aprendo todos los días pero es más que nada, una mentira.
Mi anhelo más anhelado, por más cursi sea, es encontrarme.
Ese es el famoso qué rayos hago y quiero en mi vida. Para eso existe el hermoso medicamento de la soledad, siendo administrado en mi constantemente con el tan vidrioso aprendizaje de la reserva de sentimientos y pensamientos. Y así. Eso nomás puedo decir en este momento...
Como dijo el sabio padrino de Harry Potter, Sirius Black a su ahijado: Todos tenemos un poco de oscuridad y un poco de luz en nosotros, la cuestión es a qué lado decidimos seguir. Grandes palabras... Más, grandiosas.

domingo, 25 de abril de 2010


Todos los suspiros, todos.
Toda la no-razón, incoherencia;
locura enlatada en una musical epifanía
mientras mis manos lloran de angustia y soledad.
Imágenes de la calle congeladas.
Suspiros de los árboles durante la soleada mañana.
Oscuridad. De nuevo.
Mi boca te busca en un plasma amarillento,
mis ojos te encuentran en el dulce reflejo
de las estrellas saludando por la ventana.
Once latidos se transforman en campanadas
anunciando la conversación
de dos almas enloquecidas en tortura.
Los androides se saludan entonces bien contentos
y prosigue el canto de los corazones,
aún no liberados.

viernes, 23 de abril de 2010

PARA EL ADIÓS


Todo aquello que trajo el sol fue mojándose con la renovadora lluvia. Sus ojos y su cielo fueron limpiándose a medida que aquellas gotas de amor cayeron para liberar el roto corazón.

-Es hora de partir.- Pensó en voz alta, observando las instantáneas de la calle.

Entonces quedan atrás las cajas de cartón, quedan atrás los recuerdos, y se proyecta el nuevo comienzo. El amor fue demasiado generoso al lastimar tanto, tanto, tanto que se precisa de brisas frescas, acentos nuevos y miedo a la crónica soledad.
Vida nueva, corazón nuevo.
Más Su amor en mí siguen siendo el mismo. Abrazándome cada día más; amándome como si fuera yo una sola en Su existencia para amar. Me acompaña a respirar nueva lluvia.
Nos mojamos juntos, nos mojamos y me abraza.

Cada día Te Amo más.

jueves, 25 de febrero de 2010




While shutters enclose,
The boundaries of my heart,
I hold my breath,
Till the steady beating is shut out.
In silence I wait for what is real,
For I know the truth of my perceptions,
Nothing in life matters more, more than You,
Matters more, more than You
When first feelings fade,
I will still be here.
I hold my breath,
Till the steady beating is shut out, beating is,
For I know the truth of my perceptions,
Nothing in life matters more, more than You,
Matters more, more than You .
When first feelings fade,
I will still be here.

miércoles, 17 de febrero de 2010


Las grandes esperanzas no terminan por más de que los pies se estén atando y la luz ya no sea más intensa. La noche deja de ser maravillosa, los amigos te rodean inicuos, pero con el reflejo lunar ellos y nuestros egos ven el eclipse junto con el lado oscuro de la luna como una bandeja de secretos para aprender a volar y pelear cubiertos con luz, mientras la guerra más fuerte de todas refleja como se corre en el infierno, pero con un respiro y una mirada hacia el cielo volvemos a vivir cuando morimos, dejamos nuestro morbo y la carne a un costado, vaciando las vasijas quebradas, contemplando alrededor aunque se nos oscurezcan las nubes y venga el corte final; aunque las mentes peligrosas nos desafíen; aunque nuestro cuello dependa de una simple piel; los ecos de este sonido libertador igual llegarán, mientras explota el ser, mientras creemos sentir un momentáneo lapso de razón, cuando en realidad es nada más que la comprensión plena del amor que nace en nuestros corazones.

Cada día ansío más Tu venida.